miércoles, 3 de agosto de 2016


Tener un hijo mientras vives en el extranjero es una fuente inagotable de preguntas de todo tipo por parte de amigos y familiares, muchas de las cuales apuntan hacia las peculiaridades de habitar un país distinto al de tu nacimiento. En concreto, hay una pregunta (bueno, y una docena de variantes) que se repite una, y otra, y otra, y otra vez:

"Bueno,  ¿y cómo llevas eso de que tu hija sea británica?"

El problema es que la pregunta parte de una premisa equivocada. Mi hija no es británica, es española. Sí, aunque haya nacido en Reino Unido. Cuando digo eso, siempre hay caras de asombro. Y mucho entendido que te suelta un "No, no, es inglesa porque ha nacido en Inglaterra" como si nosotros, sus padres, supiésemos menos que él sobre nuestra propia hija.

Así que para aclararlo del todo hoy vamos a hablar del ius sanguinis y el ius soli.

Ius sanguinis (derecho de sangre) es la modalidad de regulación de nacionalidad según la cual una persona, al nacer, hereda la nacionalidad de los padres. Es el tipo de formato de nacionalidad que hay en España, Portugal, Italia, y en buena parte de los países a este lado del Atlántico. Si eres español y tus hijos nacen en un país con ius sanguinis, tus hijos son españoles.

Ius soli (derecho de suelo), por su parte, es la forma de regulación en la que adquieres la nacionalidad del país en el que has nacido. ¿Por qué está tan extendida la creencia de que el ius soli se aplica en todo el mundo? Porque, amigos míos, uno de los países que lo aplica es Estados Unidos, y ya sea por las noticias o por el poder de Hollywood, es la idea que nos entra por los ojos constantemente. Y es el que acabamos creyendo que se aplica universalmente.

En el siguiente mapa (fuente: Wikipedia) podéis ver en gris los países en los que se aplica el ius sanguinis y en azul oscuro aquellos con ius soli.


¿Y qué sucede con los países en distintos tonos de azul claro como, por ejemplo, Reino Unido? Pues que son países con ius soli restringido [1]. Esto significa que los nacidos en estos países pueden obtener esa nacionalidad una vez cumplan una serie de condiciones. Por ejemplo, nuestra peque es española por tener padres españoles pero podrá solicitar la nacionalidad inglesa una vez haya pasado cinco años viviendo aquí. De hacerlo, se la concederían de inmediato [2]. Mi mujer y yo, sin embargo, que nacimos en España, después de cinco años podemos optar a la nacionalidad inglesa pero tendremos que superar un examen de ciudadanía y pagar las correspondientes tasas... que suman unas 1500 libras por cabeza (unos 1800 euros al cambio).

¡Espero haber despejado las dudas que tuvieseis acerca de la nacionalidad de los peques nacidos en el extranjero!

[1] Excepto India, que tiene un tono distinto para indicar que allí fue abolido.
[2] Y ni siquiera tendría que renunciar a su nacionalidad española. Podría tener dos nacionalidades... que no la doble nacionalidad. De eso, si queréis, hablamos otro día.

4 comentarios:

  1. Ahora me has dejado con la duda de la doble nacionalidad!
    Como expat me parece un tema de lo más interesante. Mis hijos tienen padre búlgaro y madre española, así que en realidad pueden ser ambos, pero aunque Bulgaria acepta la doble nacionalidad, España no. Un follón! XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje! Mientras escribía el post pensaba "Seguro que a Mamá en Bulgaria le interesa esto!". El tema de las dos nacionalidades/doble nacionalidad es algo así:
      - Dos nacionalidades: Inglés Y español, o búlgaro Y español: Dos pasaportes, uno para cada nacionalidad. A efectos jurídicos son "dos personas" distintas. Y por eso, cuando viajas, tienes que entrar y salir del país al que vas usando el mismo pasaporte.
      - Doble nacionalidad: Tiene que haber un acuerdo de doble nacionalidad firmado entre los países. Por ejemplo, argentino-español. Con un único pasaporte donde figuran las dos nacionalidades al mismo tiempo. Y jurídicamente, una única persona...

      Así que la distinción puede ser un poco confusa, pero es importante :)

      Eliminar
  2. Para explicar estas cosas siempre te puedes remitir al fútbol, que a pesar de estar presente en todo para estas cosas se olvida...
    Gracias por la clase, aunque algo sabía ya, sobretodo para los no nacidos en el país ya que tengo varios amigos y familiares lejos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas! Hay un problema y es que... no se lo digas a nadie, que no se enteren, pero... ¡no me gusta el fútbol! Y no tengo ni remota idea del tema, la verdad... Así que no sabría ni por dónde empezar para explicarlo por ahí xD

      No hay de qué! La cosa es que a veces me sorprende la cantidad de gente que todavía no sabe acerca de esto pero sin embargo se sienten con la capacidad de sentar cátedra al respecto xDDD

      Eliminar